La planificación educativa es una práctica que toma en cuenta lo económico y lo político con el propósito de determinar las demandas futuras que requiere el país, a fin de contribuir al desarrollo del bienestar de los ciudadanos. Asímismo, de ella se deriva la direccionalidad del proceso educativo, orientándolo en base a ciertos criterios, entre los cuales se destacan: El proyecto político, los planes de desarrollo, las necesidades sociales y el mercado de trabajo.

La Planificación es un proceso dinámico que parte de la necesidad de una intervención educativa activa e intencional para propiciar la eficiencia de la acción a partir de la reflexión. En definitiva, es una toma de decisiones, es prever con antelación algunas pautas que permitan guiar la práctica pedagógica; y una de las formas de lograrlo es a través del PROYECTO PEDAGÓGICO DE APRENDIZAJE, ya que es una estrategia de trabajo donde el docente, los niños, padres y comunidad tienen la oportunidad de participar en el hecho educativo con el objetivo de producir algo. ¿Quieres intentarlo? Te invito a que juntas, indaguemos sobre los proyectos y construyamos nuevos conocimientos.2